El PSOE nos lleva a otro 1934. ¿Son conscientes Casado y Abascal?

El 22 de Junio de 2021 debería recordarse, según Rosa Díez, como El Día de la Infamia, porque en él se consumó la traición de Sánchez a su juramento como presidente del Gobierno al indultar ilegalmente a los golpistas catalanes, sus socios. Por desgracia, es sólo el primero de los delitos necesarios para la destrucción del régimen constitucional de 1978. Detrás, «no por valentía, sino por necesidad», como le recordó el monigote Rufián en su grotesco autobombo parlamentario, vendrán la amnistía y el referéndum de autodeterminación de Cataluña, remate del «reencuentro». Y como todo lo que piensa hacer en esta legislatura es ilegal, y como todavía no puede prescindir de las urnas, se la jugará en las Elecciones Generales.

Dos errores de apreciación en la Derecha

Este PSOE es el de Largo Caballero y Zapatero, de Negrín y Álvarez del Vayo, de Roldán y los GAL, y desde 2004 es siervo político del PSC de Montilla y Maragall, de Illa y del increíble Hulk Iceta («no ha nacido el que pueda humillarme a mí ni a España», dijo, mientras nos humillaba a todos). Con Sánchez que, como los buitres, ha vuelto a Cuelgamuros buscando carroña para su Memoria Cacacrática, el partido exhibe el mismo rasgo diferencial que desde que Pablo Iglesias lo fundó y llegó a las Cortes ha mostrado: la convicción absoluta de ser el único que puede ejercer legítimamente el Poder.

Y como sucede que, donde hay elecciones, a veces se gana y a veces se pierde, lo que ha caracterizado siempre al PSOE es que, ya instalado en el Poder no lo quiere soltar y recurre a lo que sea para conservarlo; y si lo pierde, busca recobrarlo a toda costa mediante la violencia o la guerra civil.

Seguir leyendo https://www.libertaddigital.com/opinion/federico-jimenez-losantos/el-psoe-nos-lleva-a-otro-1934-son-conscientes-casado-y-abascal-6794381/

Comparte: