Errejón ya se vio envuelto en una trifulca en 2018 en un bar proetarra pero no hubo denuncia

El líder y diputado de Más País, Íñigo Errejón, ya se vio envuelto en 2018 en un altercado cuando iba acompañado de otras dos personas en un pub proetarra, emblema del separatismo gallego, en Santiago de Compostela. Sin embargo, en aquella ocasión, y a diferencia de lo ocurrido el pasado 2 de mayo con la presunta agresión a un jubilado de 67 años en Lavapiés -revelada en exclusiva por OKDIARIO-, la otra parte no formalizó denuncia, según la Policía.

En concreto, el citado precedente tuvo lugar hace ahora tres años cuando Errejón se desplazó a Galicia para apadrinar a la última promoción de graduados en Ciencias Políticas de la Universidad de Santiago de Compostela (USC). Por la noche, el cofundador de Podemos aprovechó para acudir con dos amigos al pub Avante Galiza, situado en el casco viejo, y decorado con banderas separatistas catalanas y gallegas, de la Alemania comunista y con carteles del colectivo de presos etarras Etxerat.

Errejón iba acompañado de otras dos personas y en un momento dado unos clientes le reconocieron en el interior del local, acercándose a él. Y partir de aquí hay varias versiones sobre lo que ocurrió. Una de ellas apunta a que esos clientes intentaron hacerse una foto con Errejón de muy malos modos, a lo que el entonces dirigente podemita no accedió, y tuvo una airada reacción. Según algunos testigos, el diputado propinó «un pequeño empujón a uno de los jóvenes con el fin de apartarle, algo que no tuvo mayores consecuencias», según informó El Correo Gallego.

Comparte: