Feminismo: sólo hay dinero para propaganda

Los derechos humanos son un buen invento, permiten formalizar y llevar a la práctica visiones éticas o morales de la justicia. No son mera retórica de aquellos que quieren demostrar sus buenos sentimientos hacia sus compañeros de especie, sino instrumentos jurídicos que permiten una ordenación moralmente aceptable en la sociedad. Al respecto, peca de ingenuo el típico progre actual que vive en sus mundos felices de yupi pensando que repartir derechos —cuantos más y a más gente mejor— depende sólo del buen corazoncito de los ciudadanos-votantes, y que si no hay más derechos humanos por el mundo adelante es por la existencia de unos indeseables fachas o fascistas que son malas personas y se dedican a poner obstáculos.

https://disidentia.com/feminismo-solo-hay-dinero-para-propaganda/

Comparte: