Sogas Amarillas

Las agresiones perpetradas bajo el símbolo de los lazos amarillos no deben quedar impunes.

El lazo amarillo ha tomado el lugar de la esvástica con la que los nazis marcaban los establecimientos de los judíos.

Las leyes actuales no permiten la elaboración de un censo, de una base de datos de individuos que realizan actos criminales como amenazar, coaccionar, violentar, agredir al resto de ciudadanos en nombre del independentismo catalán.

Un cambio radical de gobierno y de mayorías puede dar paso a una nueva realidad más acorde al sentido común, a la justicia.

En un país más justo, nadie que haya llevado un lazo amarillo podrá trabajar en la administración, podrá cobrar una pensión, un subsidio, del estado al que han intentado destruir. Incluso aún cuando terminasen sus condenas y accediesen a una libertad que no merecerán jamás.

Y debemos estar preparados. Los ciudadanos que posean registros, fotografías, vídeos de nacionalistas catalanes en actitudes violentas o coaccionadoras, han de conservarlos, porque en un futuro y bajo una legislación diferente, servirán para elaborar una base de datos que permita a las fuerzas de seguridad capturarlos y llevarlos ante un juez, procesarlos a todos con pruebas concluyentes.

Es muy importante que compartas este mensaje. Que no se pierda una fotografía, un vídeo que permita identificar en un futuro a los golpistas de hoy. Que sus lazos amarillos se conviertan en sogas amarillas.

GRACIAS

 

Comparte:



Deja una respuesta