El mundo al revés: el Ayuntamiento de Vic denunciará por delito de odio al conductor que embistió símbolos golpistas en una plaza pública

alertadigital.com

En la democracia española, ya se sabe, hasta lo inverosímil resulta concebible. El Gobierno de Pedro Sánchez se comprometió a ceder ante el nacionalismo y dejar que los separatistas impusieran su dictadura en Cataluña a cambio de su apoyo a la moción de censura contra Rajoy. En esta España de la posverdad televisiva (léase de la tergiversación sectaria de la realidad) la lectura que se hace de la crónica política nada tiene que ver con la realidad. Ante la ausencia de ley en Cataluña y la renuncia del Estado a imponer su autoridad, los separatistas hacen y deshacen con total impunidad.

La situación es desoladora, casi inconcebible: el Gobierno de España es hoy rehén de quienes cada día manifiestan que su objetivo inmediato es romper el país. ¿Y qué hace el presidente Sánchez? Pues tragar silente ante todo tipo de afrentas a la nación y los españoles; no vaya a ser que los sediciosos perciban que no es tan entreguista como ellos presuponían y le decomisen la llave de la Moncloa que le han prestado.

Seguir leyendo http://www.alertadigital.com/2018/07/23/el-mundo-al-reves-el-ayuntamiento-de-vic-denunciara-por-delito-de-odio-al-conductor-que-embistio-simbolos-golpistas-instalados-en-una-plaza-publica/

 

Comparte:



Deja una respuesta